A la hora de amueblar una casa, es muy importante no dejarse ningún espacio sin aprovechar. Las zonas de paso son sin duda los principales sitios de una casa que solemos pasar por alto, y nos olvidamos de las numerosas posibilidades que encontraremos para aprovecharlas. Los pasillos suelen ser unos de los grandes olvidados, pero en ellos se pueden colocar muebles que nos pueden dar mucho juego. Una de las piezas que podemos colocar en el pasillo es una estantería, con poco fondo, que podremos emplear como librería, o como zapatero. Si es un pasillo que termina en pared, podremos poner una consola o una mini cómoda, con un espejo encima para dar amplitud y un mayor fondo.

El recibidor también nos puede sacar de un apuro a la hora de incluir en casa muebles para ganar espacio de almacenaje. Si es un recibidor amplio, podemos colocar una mesa consola, con uno o dos cajones, para guardar los papeles de la casa, facturas, y demás documentos, y así tenerlos localizados. También podremos colocar un perchero, para dejar los abrigos y chaquetas al entrar en casa; y uno o dos pufs o taburetes bajos para poder sentarnos o dejar el bolso sobre ellos.

Si vivimos en una casa de dos plantas, y nos queda un espacio debajo de la escalera, podremos aprovecharlo para montar una mini zona de trabajo o estudio. Simplemente con poner una mesa de escritorio con una silla que pueda meterse debajo, tendremos nuestro pequeño despacho.
¿Os quedan espacios sin aprovechar en casa?

Si os vais a mudar, una buena idea puede ser cambiar eel look de alguna de las estancias de la casa, ya que nos vamos a traslaar, así podremos deshacernos de nuestros antiguos muebles y dar un nuevo aire a la habitación en sí. La habitación que hemos elegido hoy es el dormitorio principal, y ahora está de promoción . En él podremos hacer infinidad de cambios, pero sin duda el que más impacto tendrá visualmente en el conjunto del dormitorio es el cabecero de la cama. En este caso lo hemos elegido de color caoba. Este tono seguro que combine muy bien con el resto de mobiliario de la habitación.

Otro de los detalles que no puede faltar son las mesillas de noche, donde poder guardar parte de nuestros objetos personales, poner en su sobre una lámpara de sobremesa, el libro o revista que nos estemos leyendo, y un largo etcétera que quedará perfecto sobre un mueble que se convierte en el complemento ideal de nuestra cama.

Si tenéis muchas cosas para guardar, lo mejor es hacerse con una cómoda o con un chifonier con varios cajones donde poder tener todo en orden y a mano. Para dar un poco de color a la estancia, incluiremos cojines, plaid de algún tono que comine cn el beige. No esperes más y aprovecha el descuento actual de un dormirorio como en e de más arriba, y sorpendete cada día.

¿Os gustan los dormitorios de corte más clásico?