A la hora de amueblar una casa, es muy importante no dejarse ningún espacio sin aprovechar. Las zonas de paso son sin duda los principales sitios de una casa que solemos pasar por alto, y nos olvidamos de las numerosas posibilidades que encontraremos para aprovecharlas. Los pasillos suelen ser unos de los grandes olvidados, pero en ellos se pueden colocar muebles que nos pueden dar mucho juego. Una de las piezas que podemos colocar en el pasillo es una estantería, con poco fondo, que podremos emplear como librería, o como zapatero. Si es un pasillo que termina en pared, podremos poner una consola o una mini cómoda, con un espejo encima para dar amplitud y un mayor fondo.

El recibidor también nos puede sacar de un apuro a la hora de incluir en casa muebles para ganar espacio de almacenaje. Si es un recibidor amplio, podemos colocar una mesa consola, con uno o dos cajones, para guardar los papeles de la casa, facturas, y demás documentos, y así tenerlos localizados. También podremos colocar un perchero, para dejar los abrigos y chaquetas al entrar en casa; y uno o dos pufs o taburetes bajos para poder sentarnos o dejar el bolso sobre ellos.

Si vivimos en una casa de dos plantas, y nos queda un espacio debajo de la escalera, podremos aprovecharlo para montar una mini zona de trabajo o estudio. Simplemente con poner una mesa de escritorio con una silla que pueda meterse debajo, tendremos nuestro pequeño despacho.
¿Os quedan espacios sin aprovechar en casa?